Para hacernos una idea del gran legado que tiene Palma de Mallorca un ejemplo en el Palacio Real de La Almudaina, desde la época araba se le dio el nombre de Almudaina, esto tiene un significado de recinto formado por murallas o una ciudadela fortificada.

Esta levantado en lo que un día fue un Alcázar y siguiendo la estelas de la mayoría de monumentos mallorquines es de un estilo gótico, hoy en día tiene varios usos siendo los más destacados como sala de museo.

No olvidar visitar Palacio Real de La Almudaina su capilla y salones con objetos antiguos como armaduras, tapices y resto de valiosas obras artísticas que confieren a este palacio un encanto enriquecido.