Un edificio tan monumental y con tanta historia como lo es la Cartuja de Valldemossa se la conoce con varios nombres entre los que destaca como monasterio de la Real Cartuja.